Avda. Gral. Santos 1170 esq/Concordia

info@canopy.com.py

021 232630

¿A dónde va el mercado inmobiliario?


12/01/2017
Compartir

 ¿A dónde va el mercado inmobiliario?

A tono con el prólogo a este 2017, es momento de conocer el análisis de un especialista sobre las tendencias que moverán el sector de bienes raíces durante el presente año, el cual pone en consideración la actividad inmobiliaria en los distintos segmentos del mercado y su diagnóstico.

La economía paraguaya tiene una tendencia de letanía positiva, con un crecimiento esperado de más de 30.000 millones de dorales en los próximos cinco años, de los cuales 10.000 millones serán destinados a infraestructura y a negocios inmobiliarios. Por ende, este sector debería seguir creciendo”, analiza el licenciado Ricardo Ávalos, fundador y director de la consultoría inmobiliaria Canopy.

En el escenario actual, la fortaleza principal del sector inmobiliario es la incipiente demanda y oferta que traen consigo oportunidades a futuro, plantea el referente, y agrega: “Hay un déficit de 500.000 viviendas tanto en la capital como en el cono urbano. A su vez, tenemos una estabilidad macroeconómica muy importante que hace previsible al negocio inmobiliario y eso es fundamental ya que se trata de una inversión a mediano y largo plazo”.

Si bien se presagia un ambiente favorable para el sector, existen circunstancias que tienen que ver con la falta de información y de sesgo en la materia que, en muchos casos, impiden acciones estratégicas de negocios, precisa Ávalos. En consecuencia, surgen proyectos que no guardan armonía con la relación oferta-demanda. “La amenaza pasa por la falta de visión de los municipios para ejecutar proyectos y las fuentes de financiación que están asociadas con el mercado de capitales. En Paraguay, no hay mecanismos acordes al flujo de dinero que proviene del exterior”, señala el ejecutivo.

DESAFIAR LA PERCEPCIÓN

En los últimos años se ha producido un aumento en la actividad inmobiliaria a través de inversiones directas e indirectas. El denominado boom de la construcción está a la vista, pero solamente en algunos sectores de la ciudad. Ante este panorama, ¿existe una demanda real ante una oferta tan amplia?

“En verdad, el progreso de Santa Teresa y Aviadores del Chaco es más bien una percepción. En estas zonas hay unas 800 unidades en desarrollo, mientras que existen más de 9.000 en Asunción. De hecho la clase A y la clase B, cuyas categorías se definen por la ubicación y el rango de precios, representan solamente el 15% de la demanda. Por consiguiente, se puede decir que esa idea no responde a la realidad. Resulta que al existir poca información la gente deduce de lo que ve en la calle pero no deja de ser una mística”, comenta el Lic. Ávalos.

Al mismo tiempo, el especialista del rubro refuta que la tesis de la burbuja inmobiliaria pueda aplicarse en Paraguay. Lo que si ocurre es que los precios no coinciden con lo que el mercado puede pagar. Por lo tanto, destaca la importancia de la profesionalización del sector y la necesidad de reacomodar todos los elementos del análisis del negocio inmobiliario para que los proyectos residenciales se adecuen a las posibilidades del consumidor final.

PROYECCIONES INMOBILIARIAS

La apuesta de la industria inmobiliaria depende de varios factores, entre ellos: el contexto económico, regional y global, la información precisa, el conocimiento financiero, el comportamiento de las tasas de interés, las proyecciones de mercado, los precios de referencia, las amenazas y las alternativas de inversión.

Según las proyecciones del Director de Canopy, para los próximos años el crecimiento del rubro continuará estable de forma sostenida pero moderadamente. Con buen ojo, fija que la agenda del mercado inmobiliario estará marcada por probabilidades de negocios, especialmente en el ámbito residencial, ya que todos los segmentos se mostrarán activos en 2017.

En lo que respecta a la tendencia del mercado, el consultor detalla: “Es muy probable que veamos nuevas construcciones pero en las afueras de la capital. En cuanto al sur de Eusebio Ayala, los barrios de esta zona tendrán más actividades de lo que se registró en los últimos seis años. Además, la oferta principalmente se va a dirigir al segmento con menor ingreso”.

En la otra punta de la demanda, el especialista indica que el proyecto que tendrá preponderancia en el mercado es el que tenga un valor por debajo de 350.000 millones de guaraníes en zonas de incidencia o el centro de la capital, independientemente del tamaño. Igualmente, el producto que este alrededor de la ciudad donde las incidencias del suelo sea menor y cuyo valor oscile los 250.000 millones de guaraníes.

Para finalizar, el profesional indica que no es el tipo de producto lo que define el atractivo. En este sentido, la financiación es tan importante como el precio, porque una porción de la demanda prestará más atención al monto de la cuota que al valor final de la unidad. “Por tanto, un proyecto que genere una cuota financiera de G. 2.000.000 para abajo, y que esté bajo un préstamo a 20 años, tendrá mayor dinamismo y será más requerido en el mercado”.

Fuente: Hora Inmobiliaria N° 80 – Enero 2017 – Redactado por Gabriela Fariña.

2017 © CANOPY

Desarrollo: